UMBRETE - 955 716 037 | BORMUJOS - 955 723 761

URGENCIAS - 626 651 768 | info@veterinarioslahuella.es

Consejos para administrar medicamentos a nuestras mascotas

Aprender a administrar los medicamentos de la forma indicada por el veterinario, será beneficioso tanto para el propietario como para la mascota. Y es que, no podemos jugárnoslas con su salud.

consejos-medicamentos-mascotas-artLos propietarios deben conocer cómo hacerlo de forma correcta para evitar riesgos innecesarios. Siempre hay que seguir las instrucciones que haya dado el profesional y ofrecer el medicamento en la dosis y tiempo indicados.

La manera más fácil de administrar un líquido o una pastilla es mezclar la dosis indicada con una cantidad proporcional de comida. Previamente, para evitar las suspicacias del animal, se le puede ofrecer la misma cantidad de alimento, pero sin la medicación. Pero no hay que mezclar el medicamento con toda la ración de comida ya que si no se la come, tampoco tomará la dosis de la medicina.

Pero si el animal no ha comido, la dosis es demasiado grande para mezclar con la comida o la escupe, debemos seguir otra serie de pautas o consejos.

Para los líquidos 

1. Tener preparada la dosis en la jeringuilla. Una buena manera para acostumbrar al animal es utilizar previamente una jeringuilla con agua.

2. Colocarlo con las patas traseras apoyadas a algún sitio, de modo que no pueda moverse o saltar.

3. Con una mano, mantener las mandíbulas del animal cerradas.

4. Introducir la jeringa en la boca, en el espacio entre los dientes posteriores y la mejilla.

5. Verter su contenido en el interior lentamente para evitar que se ahogue o vomite.

6. Mantener la boca cerrada y la cabeza ligeramente inclinada hacia arriba para que trague todo el medicamento.

7. Al finalizar, hay que recompensar al animal con palabras cariñosas y darle algún premio, para que la próxima vez sea más fácil.

Para las pastillas 

1. Tener prepara la pastilla y cogerla entre el índice y el pulgar.

2. Colocar al animal con las platas traseras apoyadas a algún sitio, igual que en el caso anterior, para evitar que salte o se mueva.

3. Agarrar con firmeza desde arriba la mandíbula superior.

4. Apretar por detrás de los caninos superiores y ladear la cabeza ligeramente hacia arriba, de modo que se abra la mandíbula inferior.

5. Con un dedo de la otra mano, bajar aún más la mandíbula inferior e introducir la pastilla en su boca.

6. Cerrar su boca y mantenerla así mientras se coloca su cabeza en la posición normal. Así, podrá tragarla con más facilidad.

7. Al cabo de un rato, retirar la mano. Si el animal se relame, es que se ha tragado la pastilla.

Por último, queremos recordaros que nunca hay que coger a la mascota en brazos para suministrarle la medicación, es mejor que esté en una superficie estable. Además, es importante escoger una habitación tranquila y no mostrar nerviosismo frente al animal, ya que esto puede complicar la aplicación del medicamento. No administrar un medicamento al animal por cuenta propia, sin seguir las indicaciones de nuestro veterinario.

Fuente: Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *