UMBRETE - 955 716 037 | BORMUJOS - 955 723 761

URGENCIAS - 626 651 768 | info@veterinarioslahuella.es

Detectar la cistitis en gatos y prevenirla

Uno de los problemas más comunes en gatos es la cistitis. Afecta tanto a machos como a hembras y puede llegar a agravarse bastante si no lo detectamos a tiempo. Os contamos cómo detectar los primeros síntomas y qué podemos hacer para prevenirla.

¿Qué es la cistitis idiopática felina?
También conocida como cistitis intersticial, se trata de una inflamación en la pared de la vejiga de los gatos. Su causas no están del todo determinadas, pero sí parecen existir una serie de factores que influyen en la aparición de esta enfermedad en los felinos.

Factores

El estrés es una de las principales causas del surgimiento de la cistitis en los gatos. Pero podemos decir que el estrés sería el desencadenante, no la causa que la provoca.

Puede deberse también a una infección provocada por parásitos, insectos o virus.

Las alteraciones idiopáticas, así es cómo se llaman cuando no están definidas totalmente las causas, pueden ser otro desencadenante de la aparición de la cistitis en estos animales.

Síntomas
Los signos de la cistitis idiopática duran entre 5-7 días, recurren con intervalos variables y en algunos gatos pueden persistir durante semanas o meses. Los
cuadros obstructivos se deben a la presencia de tapones uretrales compuestos por matriz proteica, células y cristales.

Al tratarse de la  inflamación de la vejiga, hay dos signos que evidencian claramente esta enfermedad. Uno se llama polaquiuria y consiste en el aumento de la frecuencia de micción con pequeños volúmenes de orina. Por otro lado, está la disuria o micción con esfuerzo. Cuando el gato padece la cistitis, va más de lo normal a orinar y se queda más tiempo en cajón sanitario, ya que tiene la sensación de continuar con la eliminación.

Para detectarlos, debemos observar con frecuencia el comportamiento de nuestra mascota, de manera que podamos distinguir si sus hábitos son normales o actúa de forma diferente a la habitual.

Consejos para la prevención

  1. Mantenga a su gato bien hidratado, ya que así correrá un menor riesgo de ser afectado por esta enfermedad. Los gatos que tienen niveles más altos de humedad en sus sistemas, están en menor riesgo de contraer cistitis felina. Use comida menos seca, aunque el gato pueda preferir la comida seca y aparte de un suministro constante de agua fresa y limpia, es recomendado darles alimentos enlatados húmedos que ayuden a la prevención.
  2. Anime a su gato a hacer ejercicio. Se ha demostrado científicamente que, los gatos que padecen de sobrepeso, son más propensos a desarrollar cistitis felina, mientras que los que mantiene una rutina de ejercicio regular, son menos afectados por ella.
  3. Controlar el nivel de estrés de su gato. Los veterinarios han relacionado el estrés como uno de los principales factores que agudizan la aparición de la cistitis. Si su gato sufre agravaciones de forma regular provocadas por otros animales, niños revoltosos o vive en un entorno susceptible de ser irritante para él, trate de mantenerlo en un ambiente más tranquilo y agradable. Reduciendo el nivel de estrés, se puede reducir el riesgo de contraer esta enfermedad,
  4. Visitas regulares al veterinario para controlar el estado de salud del animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *